TARTA MOUSSE DE QUESO Y FRUTAS

tarta-mousse-de-queso
Hace algunas semanas, Silvia, seguidora de este blog desde hace ya bastane tiempo,  me contactó a través de  mi página de facebook para preguntarme si estaba bien, puesto que hacía ya un par de meses (ahora tres) que no publicaba nada y estaba algo extrañada... Ains! Que sol de persona, verdad? No imagináis cuanto se agradece que alguien ahí, al otro lado de la pantalla, se pare por un momento a pensar que detrás de un blog y de cada receta publicada, hay una persona como tantas de vosotras, con una vida detrás, con sus problemas y su día a día de locos, que tiene que hacer encaje de bolillos para sacar algo de tiempo para buscar, preparar y fotografiar recetas para el blog y aunque eso es algo que hago de mil amores porque nadie me obliga a ello, valoro y mucho que personas como Silvia y seguro que muchos de vosotros también, sepáis valorar, con un simple "like" o un breve comentario todo el esfuerzo y dedicación que supone mantener activo un blog y sus respectivas redes sociales...
tartas-fruta-natural 
Y bien, después de esta comedura de cabeza que os he pegado y sin más preánbulos os comento acerca de la receta de hoy.  Se trata de una tarta fresquita y sin horno, que no resulta nada empalagosa puesto que no es nada dulce, con una textura ligera tipo mousse que la convierte en un postre ideal para esta época del año y que además podéis preparar con la fruta que más os apetezca. Allá voy pues con la receta.
postres-sin-horno

Molde Utilizado: Redondo desmontable de 20 x  8 cms.
molde-bizcocho-alto
INGREDIENTES:

Para la base:
180 g. de galletas "Digestive"
90 g de mantequilla

Para la Mousse:
400 g de queso crema (Philadelphia)
400 g de nata líquida para montar, 35,1% m.g.
90 g de azúcar glas
100 g de leche
7 hojas de gelatina neutra (12,67 g)

Para la cobertura:
100 g de agua
2 hojas de gelatina neutra (3,33 g)
Fruta variada al gusto: Kiwi, fresas, frambuesas, mandarina...

receta-tarta-fresquita

tarta-mousse-de-queso-y-fruta

ELABORACION:

De la base:
  • Forrar la base del molde con papel sulfurizado.
  • Triturar las galletas con un procesador de alimentos o bien introducirlas en una bolsa cerrada y aplastarlas con un rodillo de cocina hasta convertirlas en polvo.
  • Derretir la mantequilla en el microondas y mezclar con la preparación anterior.
  • Extender la mezcla sobre la base del molde y presionar con el reverso de una cuchara hasta obtener una base firme y uniforme.
  • Reservar en el frigo mientras continuamos con la receta.
De la mousse:
  • Colocar una tira de acetato alrededor del molde (sobre la base de galletas) para una acabado más profesional.
  • Poner a hidratar las hojas de gelatina en agua siguiendo las instrucciones del fabricante.
  • Calentar la leche sin que llegue a hervir, añadir la gelatina escurrida  y remover hasta su completa disolución.
  • Con unas varillas eléctricas batir el queso crema junto con el azúcar hasta que se ablande y adquiera una textura cremosa.
  • Añadir la gelatina disuelta en la leche (atemperada) al compuesto anterior y mezclar hasta integrar.
  • Montar la nata e incorporar gradualmente a la mezcla de queso, integrándola con una espátula mediante movimientos envolventes.
  • Verter la preparación en el molde, sobre la base de galletas y extenderla repartiéndola de forma uniforme.
  • Dejar cuajar en nevera unas 4/5 horas.
De la cobertura:
  • Lavar y secar la fruta,  pelar si procede y cortar en trocitos pequeños.
  • Hidratar la gelatina en agua siguiendo las indicaciones del fabricante.
  • Calentar los 100 g de agua sin que ésta llegue a hervir, añadir la gelatina escurrida y remover hasta su completa disolución.
  • Comprobar que la mousse haya cuajado y distribuir por encima los trocitos de fruta de manera que quede toda la superficie cubierta.
  • Con la mezcla de agua y gelatina atemperada, verter poquito a poco sobre la fruta dejándola caer sobre el reverso de una cuchara.
  • Dejar cuajar en nevera unas horitas, siempre mejor de un día para otro para que la tarta se asiente bien.
tartas-con-fruta

Mis Apuntes:
Si no disponéis de tira de acetato para forrar las paredes del molde, podéis hacerlo con papel sulfurizado.
La tarta en sí no es muy dulce, motivo, además de por su textura, por el cual esta tarta resulta tan liviana, de todos modos si sois muy dulceros, siempre podéis incrementar la cantidad de azúcar en la preparación de la mousse. 
Os recomiendo cortar la fruta en trocitos bien pequeños, esto os facilitará el corte de la tarta. 
Podéis utilizar la fruta que habitualmente tengáis en casa y si no queréis liaros mucho pelando y cortando varios tipos de fruta, podéis hacerla con una sola fruta, por ejemplo con fresas.
postres-faciles

mousse-de-queso-con-frutas

5 comentarios:

  1. Madre mía¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ que pinta tiene la tarta. Babeando que estoy
    https://arruadamontse30.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Me parece preciosa!!!esta la hago sí o sí😊😊😍😍

    ResponderEliminar
  3. Susana Cruz5/9/18 9:21

    Que refrescante tiene que estar y que buenisima, y luego la presentación, que como todo lo que haces, te ha quedado preciosa

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6/9/18 15:14

    Hola Mar, ¡bienvenida de nuevo!, el día a día no es fácil. La vida nos empuja a llevar un estrés permanente, sin contar con las "sorpresas" inesperadas que surgen en nuestro camino. Así que siempre hay que tener prioridades, ganas, tiempo..., para poder llegar a todo.
    Regresas con una tarta deliciosa, ligera, bonita, como todas las tartas que elaboras. Se nota el "mimo" con que las haces. La fotografía del corte es ¡escandalosamente delicioso! Quiero un trozooooo ¡jajaja!
    Me encantan este tipo de tartas, y si llevan gelatina pues alcanzan el Top 10 de mis tartas veraniegas.
    Feliz tarde,
    Sil

    ResponderEliminar
  5. Este tipo de tartas, con frutas, son una locura!!!, Fresquitas y requetebuenas!!!. Besines!!!

    ResponderEliminar

Me encanta recibir vuestros comentarios, hacen que este blog cobre sentido. Gracias x dedicarme un pedacito de vuestro tiempo.