25/2/15

TARTA CREMOSA DE CHOCOLATE

cheesecake-de-chocolate
Tarta cremosa de chocolate, pastel de queso y chocolate, cheesecake de chocolate, llamémosla como más nos guste, el caso es que la tarta de hoy es bien sencilla de preparar y al contrario de lo que pueda parecer, no resulta nada pesada ni es demasiado dulzona, más bien todo lo contrario, es más, a mi personalmente me hubiera gustado que dominara más el sabor a chocolate,  pero... Que esperabas Mar?? con esas cantidades de queso crema el resto de ingredientes quedan atenuados. Precisamente eso es lo que la convierte en una tarta suave y ligera al paladar, de esas que no tienes bastante con un sólo trozo, pero que eso no os engañe, que de ligera lo único que tiene es el sabor,  habéis comprobado alguna vez las calorías que aporta el queso crema? pues mejor no lo hagáis... ahí queda eso... 
Fuente: Libro: Las recetas de la pastelería Hummingbird 
pastel-de-queso-y-chocolate

Molde utilizado: Redondo desmontable de 23 x 9 cms.

Receta realizada con:

recetas-con-kmix


INGREDIENTES:

Para la base:
200 g de galletas Digestive
2 Cdas. de cacao en polvo 
150 g de mantequilla

Para el relleno:
900 g de queso crema tipo Philadelphia, aaala, veeenga!!
190 g de azúcar
1 Cdta. de extracto de vainilla
4 huevos
200 g de chocolate negro (mínimo 52% cacao)

Para la decoración:
Hojas de chocolate 


vector-mariposas


ELABORACION:

De la base:
  • Forrar el exterior del  molde de horno con papel de plata para evitar que pueda entrar agua al realizar el baño María.
  • Trocear las galletas e introducirlas junto con el cacao en un robot de cocina y triturar hasta que estén bien molidas.  Yo lo hice con Thermomix con dos golpes de turbo.
  • Derretir la mantequilla en el microondas, incorporarla a la preparación anterior y mezclar hasta obtener una masa homogénea.
  • Distribuir la masa obtenida sobre la base del molde presionando con el reverso de una cuchara hasta que quede compacta y uniforme. Reservar en el frigo mientras continuamos con la preparación.
Del relleno:
  • Precalentar el horno a 150º
  • Poner las varillas en la batidora y añadir en el cuenco mezclador el queso crema, el azúcar, el extracto de vainilla y batir a velocidad lenta hasta obtener una masa homogénea y densa.
  • Añadir los huevos uno a uno y continuar mezclando.  Si fuera necesario, ir parando la batidora para bajar los ingredientes de las paredes del cuenco mezclador.
  • Cuando hayamos obtenido una mezcla homogénea y densa, subir la velocidad para que la preparación quede más ligera y esponjosa, pero con cuidado de no excedernos, ya que se nos podría cortar la mezcla.
  • Trocear el chocolate y fundirlo al baño María.
  • Cuando se haya fundido del todo,  retirar de la fuente de calor, incorporar un poco de la mezcla de queso y mezclar, luego añadir un poquito más.  Este proceso homogeneizará ambas temperaturas.
  • Finalmente, incorporar el resto de la mezcla de queso y mezclar bien hasta homogeneizar.
  • Sacar el molde del frigo y verter la preparación anterior sobre el fondo de la base fría. 
  • Colocar el molde dentro de otro más grande o bien dentro de una fuente de hornear honda y llenar de agua hasta alcanzar dos tercios de la altura del molde.
  • Hornear a 150º, durante 50 minutos**, horno arriba y abajo, comprobando la cocción a los 40 minutos para controlar que no se nos queme.
  • Dejar enfriar antes desmoldar.
cheesecake-de-chocolate-receta-hummingbird

Mis Apuntes:
Habitualmente, suelo utilizar galletas Digestive para este tipo de bases por que a mi parecer son las que mejor le van, pero si me he quedado sin ellas, las sustituyo por unas Napolitanas o algún otro tipo de galleta que tenga por casa. 
No debemos excedernos con la velocidad de batido de la crema, ya que ésta se nos podría cortar. 
**La tarta estuvo en el horno durante 50 minutos, pero le faltaron entre 5/10 minutos más para adquirir la textura exacta que indica el libro.  
No hornear en exceso, la tarta debe quedar un poco temblorosa en el centro. 
Preferiblemente, dejar reposar en el frigo de un día para otro. 

11/2/15

TARTA DE CHOCOLATE, AVELLANAS Y BAILEYS y alguna cosita más... (Themomix)

tarta-de-chocolate-thermomix
Cuando tengo uno de esos días en los que me entran unas ganas irrefrenables de comer algo dulce y me meto en la cocina con la intención de preparar algo delicioso, por más y más que lo intento sólo me llega la inspiración en forma de chocolate, y no!! no es falta de ... Jajaja!!   Así que me dejo llevar por mis deseos y termino por preparar una tarta de chocolate de esas que con un cachito ya has comido comes para tres días. 
Pues eso, en mi afán de customizar la clásica tarta de chocolate, comencé a pensar que podría ponerle para darle un toque diferente, así que echo mano de los ingredientes que tengo por casa:  galletas Oreo al bizcocho, pero olvidaros de esto! No le aportó nada.., unas avellanas para darle una textura crujiente y un toque de Baileys que acabó elevando el sabor del chocolate a su máxima expresión, podéis imaginar! una auténtica delicia. 
tarta-de-chocolate-thermomix
Molde utilizado:
Redondo desmontable de 18 x 7 cms.
molde-alto-para-bizcocho
Para el bizcocho:
190 g de harina de repostería
45 g de cacao en polvo (usé Valor)
250 g de azúcar
250 g de leche
2 y 1/2 Cdtas. de levadura en polvo
1 pizca de sal
75 g de mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos L
1/2 Cdta. de extracto de vainilla (ó 1 Cdta. de Aroma)
1 Cdta. de café soluble

Para el relleno y cobertura:
355 g de nata líquida para montar 35,1% m.g.
430 g de Chocolate negro 52% cacao
20 g de mantequilla
150 g de Baileys
-------
40 g de avellanas tostadas

Para el almíbar:
130 g. de azúcar
100 g. de agua
1 Cdta. de aroma de vainilla

Para la decoración:
Fideos de chocolate 
Azúcar dorado
Perlas doradas



ELABORACION:
  • Poner las avellanas en el vaso y programar 5 segundos vel. 4. Reservar para el relleno.

Del bizcocho:
  • Precalentar el horno a 170ºC.
  • Engrasar el molde con mantequilla y espolvorear con harina, o bien pulverizar con spray antiadherente.
  • Tamizar la harina, el cacao, la levadura y la sal, añadir la Cdta. de café soluble, e introducir los ingredientes  en el vaso junto con el azúcar y la mantequilla. Programar  30 segundos, vel. 4.  Nos debe quedar una textura arenosa.
  • En un recipiente a parte, batir la leche, los huevos y el extracto de vainilla, programar 30 segundos, vel. 3 y 1/2 e ir vertiéndolo en el vaso progresivamente.  Bajar los ingredientes de las paredes y terminar de mezclar a mano.
  • Verter en el molde y hornear a 170º, horno arriba y abajo,  durante 55 minutos o hasta que al introducir un palito,  éste salga limpio.
  • Sacar del horno y esperar 10 minutos antes de desmoldar.  Dejar enfriar sobre una rejilla.
Del almíbar:
  • Lavar el vaso e introducir todos los ingredientes. Programar 10 minutos, 100º, vel. 2.  Dejar enfriar.
Del relleno:
Para conseguir una textura adecuada, este paso debe realizarse con un mínimo de 3 horas de antelación a la preparación de la tarta. 
    • Poner en el vaso la nata líquida y programar 6 minutos, 90º vel. 3. Cuando finalice el tiempo, añadir el chocolate y la mantequilla y programar 30 segundos, vel. 3. Añadir el Baileys y programar unos segundos más a vel. 3.  
    • Verter en un recipiente, dejar que pierda temperatura, tapar con film transparente y guardar en el frigo durante unas 3 horas.  Debemos obtener una textura untuosa pero firme.  Si no queréis esperar, podéis prepararlo la noche antes, eso sí, cuando lo vayáis a utilizar recordar sacarlo un ratito antes del frigo o bien ponerlo unos segundos en el microondas.
    Montaje y decoración:
    • Cortar el bizcocho con la lira de manera que obtengamos tres discos iguales y desechar la capa superior, que suele salir deformada.  
    • Pincelar cada uno de los discos con el almíbar.
    • Extender una capa de ganache de chocolate sobre el primer disco y esparcir por encima unas cuantas avellanas.
    • Colocar encima el segundo disco y repetir la operación anterior (ganache + avellanas).
    • Colocar el tercer y último disco y  extender sólo la ganache de chocolate, esta última capa no lleva avellanas.
    • Seguidamente, cubrir los laterales de la tarta con más ganache, reservando parte para la decoración final.
    • Colocar la ganache restante en una manga pastelera con boquilla en forma de estrella (yo utilicé la nº21 de Wilton), e ir trazando dibujos en forma de interrogante,  hacia un lado y hacia otro,  tal cual podéis ver en la siguiente imagen.
    decoracion-con-manga-pastelera
    • Decorar con fideos de chocolate y cristales de azúcar.

    pastel-de-chocolate--avellanas-baileys

    Mis apuntes:
    Una vez más, las avellanas las troceé a mano por que no me convence como las deja la TMX, unas las convierte en polvo y otras quedan a trozos, arggg!! 

    Si la espera se os hace eterna,  podéis introducir la ganache en el congelador, tan sólo debéis tomar un par de precauciones: ir removiéndola de vez en cuando para que se enfríe por igual y controlar que no se os congele, claro.
    postres-para-san-valentin