TARTA DE NATA Y FRESAS CON COBERTURA DE CHOCOLATE

TARTA-DE-FRESAS-CON-NATA-Y-CHOCOLATE
Desde que publicará mi primera tarta de nata y fresas, allá por marzo de 2013, no he parado de hacerla una y otra vez y es que se ha convertido en una de las tartas que mayor éxito cosecha entre todo aquel que la prueba. 
Ha llovido mucho desde entonces, eran los inicios del blog y me limitaba a reproducir las recetas tal cual las leía, sin aportar mi toque personal y con una presentación... peeerooo y quién ha nacido enseñado? El caso es que gracias al blog he aprendido muchísimo y a fecha de hoy, continúo haciéndolo.  Por ello he querido publicar de nuevo la receta de esta tarta de nata y fresas, con una estética más actual y una presentación algo más digna. 
Si alguna de vosotras os iniciáis ahora en el mundo de la repostería y en alguna que otra ocasión sufrís un desengaño reposteríl o no estáis del todo satisfechas con el resultado de vuestra obra, no os desaniméis, os lo digo con conocimiento de causa, no os podéis ni imaginar como fueron mis comienzos... Y si no me creéis, pinchar  aquí y podréis ver algunos de mis primeros trabajos.  Pero lo dicho compis, no os rindáis, si sois perseverantes, constantes y sentís pasión por lo que hacéis, terminaréis por lograr todo aquello que os propongáis reposterilmente hablando.  
Disculpar que no os muestre el corte, pero la hice para el cumple de mi cuñada y no pude conseguir una foto del mismo, una lástima, por que el corte es espectacular!
PASTEL-DE-NATA-Y-FRESAS-CON-COBERTURA-DE-CHOCOLATE
Molde utilizado: Desmontable de 15 x 6 cms.
MOLDE-PARA-BIZCOCHO-ALTO

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:
100 g de harina de repostería
100 g de azúcar
3 huevos "L"
1/2 Cdta. de extracto de vainilla (ó 1 Cdta. de aroma)
1 pizca de sal

Para el almíbar:
100 g de azúcar
100 g de agua
1 Cdta. de aroma de vainilla

Para el relleno:
600 g de nata líquida para montar, 35,1% de m.g.
60 g de queso crema (Mascarpone o Philadelphia)
90 g de azúcar glas
1/2 Kilo de fresas naturales

Para la cobertura de chocolate:
100 g de chocolate negro de cobertura, mínimo 52% de cacao
100 g de nata líquida para montar, 35,1% m.g.

Para la decoración:
Nonpareils rojos (Bolitas de azúcar)
1 fresa


ELABORACION:

Del almíbar:
El almíbar podéis prepararlo con antelación y conservarlo en la nevera en botes de cristal cerrados herméticamente.
  • Poner el agua y el azúcar en un cazo y calentar hasta que hierva.  Dejar hervir un par o tres de minutos, añadir el aroma de vainilla y retirar del fuego.  Dejar enfriar.
Del bizcocho:
  • Precalentar el horno a 180º
  • Engrasar un molde con mantequilla y espolvorear con harina, o bien pulverizar con spray antiadherente.
  • Poner el accesorio de varillas en la batidora y batir los huevos con la vainilla a velocidad media/alta hasta que tripliquen su volumen y resulte una mezcla de aspecto cremoso.
  • Añadir el azúcar y continuar batiendo algunos minutos más hasta que esté disuelto. Si tenéis dudas, tomar una pequeña cantidad entre las yemas de los dedos y frotarlas entre sí, si notáis todavía el granillo del azúcar, es por que aún no está del todo disuelto, de ser así, continuar batiendo hasta su completa disolución. 
  • Incorporar la harina pasándola por el tamiz a modo de lluvia y la sal y mezclar a mano con una espátula, realizando movimientos envolventes en dirección de abajo a arriba hasta integrar en su totalidad. No deben quedar grumos.
  • Verter en el molde y hornear a 180º, durante 25/28 minutos, horno arriba y abajo o hasta que al introducir un palito éste salga limpio.
  • Retirar del horno, desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.


Del relleno:
  • Lavar y secar las fresas, quitarles el rabito y cortarlas en trozos bien pequeños. Reservar en el frigo.
  • Poner en el bol de la batidora la nata y el queso crema y batir con las varillas a velocidad alta. Cuando la nata comience a montar y sin dejar de batir, añadir el azúcar glas a cucharadas. Terminar de montar la nata hasta que esté bien firme. Reservar en el frigo.


De la cobertura:
Este paso debemos hacerlo con la tarta bien fría, una vez haya reposado al menos durante un par de horas en la nevera. 
  • Poner la nata en un cazo y calentar hasta que alcance el punto de ebullición. Retirar del fuego e incorporar el chocolate troceado, esperar unos instantes y mezclar enérgicamente hasta que el chocolate se haya fundido e integrado del todo. 


Montaje y decoración:
  • Cortar el bizcocho con la lira de manera que obtengamos tres discos iguales y desechar la capa superior.  
  • Pincelar el primer disco con almíbar, extender una buena cantidad de nata sobre éste y repartir por encima la mitad de las fresas sin que éstas lleguen a tocar los extremos de la tarta, es decir, dejando libre aprox.1 cm hasta el borde. Esto es para evitar que una vez cubierta toda la tarta asomen trocitos de fresas por los laterales, creerme, esto sucede.  
  • Colocar el segundo disco, poner sobre éste un papel de cocina y con las manos presionar suavemente hacia abajo hasta que veáis que quede más o menos plano/nivelado.  Esto lo hacemos, además de para que la tarta quede bien nivelada, para integrar la nata con las fresas y evitar así que se produzcan huecos/vacíos en los cortes de la tarta.  
  • Colocar el tercer y último disco, nivelar apretando de nuevo el bizcocho, pincelar con el almíbar y extender una buena cantidad de nata.  Esta última capa va sin fresas.
  • Seguidamente, cubrir los laterales de la tarta con la nata restante.
  • Introducir en el frigo al menos un par de horas antes de proceder a bañarla con el chocolate.
  • Cuando la tarta se haya asentado y esté suficientemente fría, preparar la cobertura de chocolate según las indicaciones  y dejar enfriar.
  • Retirar la tarta del frigo y verter por encima el chocolate dejándolo caer desde el centro, abriendo el círculo a medida que la tarta se va cubriendo mediante movimientos giratorios que efectuaremos con la mano, para que la cobertura se distribuya de manera uniforme por toda la superficie.
Si disponéis de un plato giratorio, os resultará más fácil realizar este proceso, dado que mientras dejamos caer el chocolate sobre la tarta, hacemos girar el plato dirigiendo de este modo la caída del choco y en consecuencia la distribución de los chorretones.
  • Introducir de nuevo la tarta en el frigo y cuando la cobertura se haya solidificado, decorar con los nonpareils y la fresa.
COMO-CUBRIR-UNA-TARTA-CON-CHOCOLATE



Mis Apuntes:
Por experiencia os digo que con el transcurso de las horas esta tarta tiende a bajarse causando un efecto tipo "barril", es decir, abombándose.  Para evitar que esto os suceda tenéis dos opciones, o no ser tan "generos@s" con el relleno (nata/fresas) y utilizar cantidades inferiores a las que os he indicado en la receta y de este modo aligerar el peso entre capa y capa, o bien tener mi santa paciencia y cada vez que rellenéis un disco lo introduzcáis en el frigo durante 15/20 minutos para que la nata coja algo más de consistencia y soporte mejor el peso de la siguiente capa. 
Las manchas que se observan en la cobertura, se produjeron al intentar realizar más chorretones en lugares donde el chocolate no había goteado lo suficiente, EEERRROR!!  Por eso es crucial repartir de manera correcta y rápida la cobertura, puesto que luego no permite correcciones.  Ahora ya sabemos que no debemos hacer, la cobertura debemos echarla de una sola vez. 
Esta tarta está mucho más rica de un día para otro, los bizcochos se empapan del juguito que desprenden las fresas, las fresas se maceran con el almíbar y todos los jugos acaba calando en el bizcocho, todo un espectáculo de sabores, os lo garantizo. 
PASTEL-DE-NATA-Y-FRESAS-CON-CHOCOLATE

5 comentarios:

  1. ¡¡Hola Mar!! Bueno, he estado viendo tus principios, ¡¡y no estaba nada, nada mal!! ¡¡Ya hubiera querido esos principios para mi, ja, ja!! Pero, sí es cierto, que cada vez has ido haciendo unas tartas a cual más espectacular. Con las decoraciones te sales, pues no hay más que ver esta, que teniendo una decoración sencilla, ha quedado de lo más elegante. Y si es de esas tartas que siempre son un éxito por lo ricas que están, ¡¡pues imagínate!! Además, la elaboración es sencilla, aunque claro, para que nos quede tan perfecta tengamos que esperar un poco entre capa y capa, pues en la repostería, realmente, hay que tener paciencia, es lo bueno de esto, que esa paciencia, muchas veces, hasta relaja. El único problema, es tener tiempo, y hacer este tipo de tartas, un día que tengamos ese tiempo. Pero, viendo el resultado, creo que merece la pena con creces. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Me chiflan todas tus tartas. ¡Qué arte! Esta de fresas y nata me gusta en todas sus versiones: con la cobertura y las fresas por encima, naked, esta con chocolate. ¡A cuál más bonita! Me la apunto para hacerla ☺
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Espectacular!! tendrá sus complicaciones pero es una tarta maravillosa, menos mal que con el tiempo vamos aprendiendo con nuestro blog. Yo no se si me atrevería a que me saliera igual de bonita que a ti.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. tienes toda la razón con lo que se aprende con el blog, nosotras desde que empezamos hemos aprendido una barbaridad.tu tarta se ve fabulosa.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  5. Simplemente espectacular¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar

Me encanta recibir vuestros comentarios, hacen que este blog cobre sentido. Gracias x dedicarme un pedacito de vuestro tiempo.