TARTA HELADA AL WHISKY (Thermomix)

receta-tarta-helada-al-whisky

Se de antemano que la cantidad de pasos para elaborar esta receta os va a tirar para atrás a la hora de querer hacerla y os digo esto por que a mi me sucede lo mismo cuando veo demasiados pasos de elaboración en una receta, automáticamente la descarto sin darle oportunidad alguna.  

No os voy a engañar! La receta es laboriosa, requiere tiempos de espera y lavar el vaso de la Thermomix unas cuantas veces, que a mi personalmente fue lo que más me molestó, pero si si compráis el bizcocho ya hecho y os dejáis el almíbar preparado con antelación ya tenéis mucho ganado, incluso podéis omitir el paso de la decoración, que aunque hace que la tarta quede mejor terminada, no es totalmente prescindible, Qué! Os he convencido ya? Todavía no? Esperar! A ver que más se me ocurre... 

Ah! Si! Y si os digo que es cremosita, que sabe a una mezcla entre flan y vainilla con un toque de whisky y que fresquita entra divinamente,  que me decís a eso? Tampoco? Jajaja! Vaaa! Ahora en serio! Está muy muy rica, aunque no sabe como las compradas, el sabor a whisky no es tan intenso, al menos esa fue mi apreciación personal y la de los que la probaron, ya sabéis que no me gusta engañaros en eso.  Ah! Lo olvidaba! Me sabe mal, pero hoy no os puedo poner foto del corte.  La tarta era para llevar a casa de mi tía y no era cuestión de  llevarla "estrenada".
Receta adaptada: Mundo Recetas 
receta-tarta-helada-al-whisky-thermomix

Molde utilizado para la base de bizcocho: Bandeja de horno de 33 x 26 cms.
Molde utilizado para la tarta: Desmontable de 23 x 9 cms.


INGREDIENTES:

Para la base de bizcocho:
Podéis también utilizar una base de bizcocho de las compradas 
120 g de harina de repostería  
120 g de azúcar
4 huevos
1 cucharadita de aroma de vainilla
1 pellizquito de sal

Para el relleno
600 g de nata liquida para montar, 35,1% m.g.
150 g de azúcar glas  (Incorporar en tres veces, según indico en la elaboración)
80 g de leche
4 claras de huevo L (sólo las claras, reservar las yemas para la cobertura)
1 sobre de gelatina neutra en polvo (disolver en 60 g de leche) ó 6 hojas de gelatina
80 g de whisky

Para el almíbar:
100 g de agua
100 g de azúcar
70 g de whisky

Para la cobertura:
4 yemas de huevo L (aprox. 70 g)
150 g de agua
150 g de azúcar
2 hojas de gelatina neutra
Azúcar para quemar la cobertura

Para la decoración (opcional)
150 g de nata liquida para montar, 35,1% m.g.
20 g de azúcar glas
Almedra crocanti
tarta-al-whisky

ELABORACION:

Del almíbar:
  • Introducir  en el vaso el agua y el azúcar y programar 10 minutos, 100, vel.2. 
  • Añadir el whisky y programar 5 seg. vel. 3.  Dejar enfriar.

Del bizcocho:
  • Precalentar el horno a 180º 
  • Forrar la bandeja de horno con papel sulfurizado.
  • Colocar la mariposa en las cuchillas, y verter en el vaso los huevos y el azúcar y programar 6 minutos, 37º, vel. 4.
  • Cuando finalice el tiempo programado, añadir el aroma de vainilla y volver a programar 6 minutos, vel. 4, pero esta vez sin programar temperatura.
  • Por último, incorporar la harina tamizada y la pizca de sal y programar 8 segundos, vel. 3. 
  • Retirar la mariposa del vaso y acabar de mezclar con una espátula realizando movimientos envolventes.
  • Verter la preparación en la bandeja de horno y darle unos golpecitos sobre la encimera para que se distribuya bien.
  • Hornear a 180º, horno arriba y abajo,  entre 10-12 minutos o hasta que al introducir un palito en el centro del bizcocho éste salga limpio.  
  • Sacar del horno, desprender con cuidado el bizcocho del papel sulfurizado y dejar enfriar sobre una rejilla. Reservar.

Del relleno:

  • Separar las claras de las yemas y reservar ambas por separado.
  • Disolver la gelatina en 60 g de leche a *temperatura ambiente  y reservar
  • Limpiar el vaso, poner la mariposa, introducir la leche (80 g), las yemas y 50 g de azúcar y programar 5 minutos, 90º, vel. 3 y 1/2.
  • Añadir el whisky, la gelatina disuelta en la leche y mezclar 2 segundos, vel. 2.
  • Pasar la mezcla a un recipiente a parte y dejar enfriar mientra continuamos con la preparación.
  • Seguidamente lavar y secar el vaso, volver  a colocar la mariposa limpia y montar la nata con 50 g de azúcar. Reservar en el frigo.
  • Volver a lavar el vaso y la mariposa, colocar de nuevo en la base y montar las claras a punto de nieve con 50 g de azúcar. Reservar en el frigo.
  • Comprobar que la mezcla de las yemas que hemos realizado al principio se encuentre ya a temperatura ambiente y si es así, iniciaremos el proceso de mezcla de la siguiente manera: 
  • Añadir una pequeña cantidad de nata a la mezcla de yemas y mezclar a mano con una espátula realizando movimientos envolventes.  Con este primer paso conseguiremos unificar ambas texturas.
  • Seguidamente, añadir el resto de la nata en tres veces, mediante movimientos envolventes para evitar que la mezcla pierda volumen.
  • Cuando la mezcla esté integrada, añadir las claras montadas repitiendo exactamente el mismo proceso anterior:  Primero una pequeña cantidad y luego el resto en tres veces.

De la cobertura:
Realizar este paso una vez el relleno esté congelado.
  • Poner a hidratar las hojas de gelatina en agua.
  • Con el vaso y la mariposa limpias, añadir a éste todos los ingredientes a excepción de la gelatina.
  • Programar 5 minutos, 90º, vel. 3 y 1/2
  • Finalizado el tiempo, añadir la gelatina bien escurrida y programar **3 segundos, vel.2.  Dejar que se atempere.

De la decoración:
Realizar este paso una vez la cobertura esté congelada
  • Poner la mariposa en el vaso, añadir la nata y el azúcar y programar vel. 3 y 1/2 sin tiempo hasta que la nata haya montado y esté firme.
  • Introducir en una manga pastelera con boquilla rizada y reservar en el frigo.

Montaje de la tarta:
  • Recortar un disco de papel  sulfurizado de la misma medida que la base del molde y cubrir la base con éste.
  • Si habéis hecho el bizcocho en casa, recortar éste a la medida del molde.  Yo lo hice colocándole encima la base del molde y recortándolo con un cortador de pizzas. También podéis hacerlo cortándolo con un aro extensible de los utilizados para repostería.
  • Colocar la base de bizcocho dentro del molde y alrededor de éste una tira de acetato para que al desmoldar la tarta el acabado sea perfecto.  Si no disponéis de la tira de acetato, podéis sustituirla por una tira de papel sulfurizado.
  • Emborrachar el bizcocho con el almíbar.
  • Verte el relleno en el molde y balancear éste para que la mezcla se distribuya bien. Utilizar el reverso de una cuchara para aplanar la superficie si fuera necesario. Llevar al congelador al menos 3/4 horas.
  • Una vez esté congelada,  preparar la cobertura según las indicaciones de la receta y verter sobre la tarta de manera que cubra toda la superficie.  Volver a llevar la tarta al congelador hasta que la cobertura esté también congelada.  Mientras esto sucede, podemos ir adelantando y dejarnos la nata ya montada para cuando vayamos a decorar.
  • Con la cobertura ya congelada, volver a sacar la tarta del congelador, repartir por encima una buena cantidad de azúcar y la quemarla con un soplete de cocina.
  • Decorar con la nata montada que habíamos reservado en la nevera y repartir por encima de ésta algunos trocitos de almendra crocanti.
  • Volver a congelar hasta el día siguiente.
  • Al día siguiente o cuando veáis que la tarta está completamente congelada, sacar del congelador, desmoldar y retirar la tira de acetato.  Devolver al congelador y pasarla a la nevera una horita antes de consumir.
receta-tarta-helada-al-whisky-con-thermomix

Mi Apuntes:
 * Para disolver la gelatina en polvo, la leche debe estar a temperatura ambiente, si la tenéis de nevera, calentarla un poquito en el microondas. 

Al incorporar la nata y las claras montadas veréis que os contará integrarlas por que se forman pequeñas "islas flotantes"  Paciencia amig@s! es cuestión de ir mezclando con movimientos envolventes hasta que se disuelvan y aquellas que persistan, presionarlas con la espátula contra las paredes del bol, no queda otra... 

** Ni se os ocurra pasaros con el tiempo y la velocidad indicadas en este proceso!! A mi me pareció que no sería suficiente para que la gelatina se integrara bien y le di más velocidad a la Thermomix, lo que provocó que las yemas espumaran y se produjera el efecto que veis en las imágenes: Las yema por un lado y la espuma por otro.  En todo caso, si observarais que no se disolviera del todo, hacerlo con una espátula, de forma manual de manera que no se introduzca aire. 

No utilicéis un molde más pequeño y más bajo que el mío, no os cabría el relleno, a mi ya me fue justito.

9 comentarios:

  1. de lujo te ha quedado. la presentación es una maravilla, la veo aún más bonita que las compradas

    ResponderEliminar
  2. Te quedó de escándalo¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Aunque a mí también me echan para atrás las elaboraciones laboriosas no cabe duda de que algunas merecen la pena. La tarta te ha quedado espectacular y yo no necesito que sepa mucho a whisky así que en mi caso es un punto a su favor

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Mar!! Pues hay días, que a una le apetece meterse en la cocina, y hacer un postre rápido y fácil, pero hay otros, que me encanta estar horas preparando algo, a mi, por lo menos, me desestresa bastante, así que esta tarta sería ideal para un día de esos. Cuando pienso en algo para el blog, si que me da cosa hacer algo que lleve muchos pasos, pero porque en pienso en que la gente sólo quiere recetas ultra rápidas, que den el pego y estén muy buenas, pero no siempre puede ser así. Pero, realmente, a mi me gusta investigar más y hacer cosas más complicadas, por lo que siempre tengo un lío monumental, pues no sé por donde tirar.
    Pues a mi me gustaría bastante esta tarta, pues precisamente, para mi gusto, las tartas de whisky, saben demasiado a whisky, así que si esta tiene un sabor sutil, yo lo agradezco. Y vamos, esta bonita decoración, debería ser obligatoria, merece la pena estar en la cocina un rato más para que tenga este resultado tan bonito. ¡¡Disfruta del verano, Mar!! ¡¡A recargar pilas toca!! Besitos!!

    ResponderEliminar
  5. Hombre Mar, pues sí que es laboriosa, pero merece la pena, y si te organizas con tiempo el trabajo, al final no es tan laboriosa.
    Me gusta este tipo de tartas, de vez en cuando las pido en algún restaurant, y a ti te ha quedado perfecta, bueno como siempre. Recibe un besín.
    Sil,
    Los Telares de Sil

    ResponderEliminar
  6. que buena pinta!! te ha quedado una presentación de 10!!

    ResponderEliminar
  7. Preciosa a la vista y deliciosa al paladar.

    ResponderEliminar
  8. Que pintaza! Siempre quiero hacerla pero me surge una duda...que whisky usar....cual le da mejor sabor?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! Pues no debes preocuparte por el Whisky a utilizar, el que tengas por casa, evidentemente si es "del bueno" mejor que mejor, jeje. Un bsito reina

      Eliminar

Me encanta recibir vuestros comentarios, hacen que este blog cobre sentido. Gracias x dedicarme un pedacito de vuestro tiempo.