PUMPKIN HALLOWEEN CAKE

halloween-cake

El otro día le pregunté a mi sobrina Carla, que tiene 8 años, si sabía que de aquí a un par de semanas iba a ser La Castanyada, fiesta que en Cataluña celebramos comiendo castañas, panellets y boniatos, a lo que me respondió encogiéndose de hombros, por el contrario, tenía super claro que en breve se iba a celebrar Halloween, muerta me quedé y nunca mejor dicho...
Y es que es innegable que Halloween se ha instaurado en nuestro país y las nuevas generaciones han adoptado esta fiesta como propia y todo y que soy persona de mantenerme fiel a las tradiciones y no quisiera por nada del mundo que perdiéramos las nuestras, considero que ambas, Castanyada y Halloween, pueden convivir conjuntamente.
Que le vamos a hacer... Hay que adaptarse a los nuevos tiempos, lo contrario sería negar la evidencia e ir a contracorriente.Si se trata de celebrar, yo me apunto a todo, así que voy preparándome para la noche más terrorífica del año con esta tarta de chocolate y mermelada de albaricoque estilo Sacher, que he decorado para la ocasión con Lacasitos en tonos naranja y marrón y por si alguien se anima a hacerla, os dejo el link directo de la tienda online de lacasitos donde podéis comprarlos. 
tarta-calabaza-de-halloween-con-lacasitos 
dulces-para-halloween

Molde utilizado:  3 Moldes de layer cake de 15 x 5 cms.

molde-layer-cake-15-cms

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:
200 g de harina de repostería
200 g de azúcar
200 g de aceite de girasol
60 g de leche
4 huevos "L"
40 g de cacao en polvo
1 sobre de levadura en química en polvo
1 Cdta. de extracto de vainilla 

Para el relleno y cobertura:
700 g de chocolate negro de cobertura, mínimo 52% de cacao
700 g de nata líquida para montar, 35,1% m.g.
1 Cda.de mantequilla
Mermelada de albaricoque

Para la decoración:
Lacasitos Naranjas y marrones
Fondant en tono marrón
Fideos de chocolate
tartas-para-niños

pastel-de-chocolate-para-halloween

pastel-de-chocolate-tipo-sacher-receta
ELABORACION:

De los bizcochos:
  • Precalentar el horno a 160º.
  • Engrasar un molde con mantequilla y espolvorear con harina o bien pulverizar con spray antiadherente.
  • Tamizar la harina, el cacao y la levadura y reservar.
  • Introducir en el bol de la batidora el azúcar junto con el aceite y la vainilla y batir con el accesorio de varillas hasta que espume.
  • Incorporar los huevos uno a uno sin dejar de batir hasta que resulte una mezcla cremosa/esponjosa.
  • Incorporar en dos veces la mezcla de harina/levadura/cacao , alternándola con la leche y mezclar a velocidad baja hasta integrar.
  • Repartir la masa a partes iguales en tres moldes de layer cake y hornear a 160º, horno arriba y abajo, durante 20-25 minutos, o hasta que al introducir un palito este salga limpio.
Del relleno (ganache de chocolate)
Preparar el día anterior
  • Calentar la nata líquida hasta alcanzar el punto de ebullición.
  • Retirar del fuego e incorporar el chocolate troceado, esperar unos instantes y mezclar enérgicamente hasta que se haya fundido del todo y resulte una mezcla homogénea.
  • Reservar en el frigo hasta el día siguiente.
Montaje y decoración:
  • Cortar la capa superior de los bizcochos con la lira de manera que nos queden lo mas planos posible y desechar.  
  • Retirar del frigo la ganache de chocolate, colocar sobre un plato el primero de los tres bizcochos y extender una fina capa de mermelada y encima de esta, otra capa de ganache.
  • Colocar el segundo bizcocho y repetir la operación anterior
  • Colocar el tercer y último bizcocho y repetir la operación anterior, pero esta vez sin poner mermelada.
  • Seguidamente, cubrir los laterales de la tarta con el resto de la ganache.
  • Introducir la tarta en el frigo durante al menos una hora, para que la ganache haya condensado antes de proceder a colocar los lacasitos.
  • Transcurrido el tiempo, sacar la tarta del frigo, colocar los lacasitos de abajo a arriba, alternando los colores y completando filas verticales:
 
  • Una vez hayamos rodeado toda la tarta con los lacasitos, cogemos un papel de cocina y con la palma de la mano los presionamos bien para que se adhieran. Volvemos a introducir la tarta en el frigo, como mínimo unos 30 minutos más.
Mientras esperamos a que los lacasitos se adhieran, imprimir el dibujo de la calabaza por duplicado y recortar el contorno, los ojos y la boca de ambos:

  • Aplanar con el rodillo un trozo de fondant, colocar encima uno de los dibujos y con un cutter de repostería, si no tenéis sirve también la punta de un cuchillo, recortar los ojos y la boca y reservar para más adelante.
  • Para que nos sirva de guía, recuperar el dibujo anterior, colocarlo sobre una superficie de trabajo cercana al lugar donde vayamos a decorar la tarta y rellenar la calabaza con los lacasitos naranja, a excepción de los ojos y la boca que irán con fondant.  Estos mismos lacasitos son lo que posteriormente traspasaremos a la calabaza de la tarta.
  • Transcurridos los 30 minutos, volver a sacar la tarta del frigo, colocar encima el segundo dibujo lo más centrado posible, presionar ligeramente para que no se desprenda al marcarlo y mientras lo sujetamos con una mano, con la otra marcamos todo el contorno, ojos y boca de la calabaza, utilizando un palillo o la punta de un cuchillo. Una vez realizado el grabado, retirar el dibujo con cuidado.
Aquí podéis ver como queda el contorno una vez marcado:

como-hacer-un-pastel-con-forma-de-calabaza

  • Seguidamente, colocar los ojos y la boca de fondant, ir cogiendo los lacasitos naranja que tenemos sobre el dibujo que hemos utilizado a modo de guía e ir colocándolos sobre el grabado de la tarta, comenzando por el contorno de la calabaza y rellenando su interior hasta cubrir todos los huecos.
  • Una vez hayamos completado la calabaza con nuestros lacasitos, distribuir alrededor de la misma las virutas de chocolate.
ideas-para-celebrar-halloween

bizcocho-de-chocolate-para-tartas-receta
Mis Apuntes:

Si habéis horneado en moldes de layer cake, los bizcochos suelen salir bastante planitos, en cuyo caso no sería necesario nivelarlos, aún así, a mi me salieron con algo de "barriga" por lo que preferí  desechar la primera capa.
Os recomiendo que no os paséis con la mermelada, al menos a mi me sucede que cuando me excedo con ella me resbalan los bizcochos que es un contento y me desespero intentando ganachear la tarta sin que me esta me baile un reggaeton. 
Recordar sacar la tarta del frigo una ratito antes de consumir para que esté en su punto óptimo.  
Podéis también realizar algunas decoraciones de temática Halloween con fondant, como es el caso del murciélago que podéis ver en esta tarta o los fantasmas de de esta otra.
tarta-de-chocolate-receta

pumpkin-halloween-cake

pasteles-con-lacasitos

celebrar-halloween-con-niños

DRIP CAKE DE CHOCOLATE CON LECHE

drip-cake-de-chocolate-con-leche
Tengo absoluta debilidad por todo tipo de dulces, pero muy especialmente por las tartas, ya sean altas, bajas, clásicas, actuales, tartas mousse, tartas heladas, layer cakes, naked cakes o como en el caso de hoy, una insinuante y chorreante  Drip Cake, mmm! Y es que me pierden todas! No se que tendrán, pero ejercen sobre mí un extraño poder de seducción que termina por convertirse en una obsesión. Me temo que padezco de Golositis crónica aguda, o lo que es lo mismo, una necesidad imperiosa de comer dulces a todas horas.  Alguien más la padece? Vamos, confesar!!  
Los síntomas son fácilmente reconocibles: Fundir literalmente la tablet visualizando imágenes de dulces hasta notar que te arden las piernas de sujetarla y sólo un 5% de batería restante consigue llevarte a la cama, ojear una y mil veces el mismo libro de recetas deteniéndote en cada imagen como si fuera la primera vez,  pasar por delante de un quiosco y "picar" alguna revista de repostería, repasar de cabo a rabo la sección de ingredientes para repostería de nuestro super habitual, quedarte atónit@ ante el escaparate de una pastelería, no oponer resistencia al cestito de caramelos del mostrador de un comercio, pasar por una tienda de chuches y comprar algo "para los niños" o adquirir las últimas novedades dulces que han salido al mercado.  
Y hablando de novedades, habéis visto los nuevos colores de mini lacasitos? Son en Rosa y azul!! No me digáis que no son love total, enamorada me tienen! Y es que son ideales para decorar las tartas de cumple de los peques, para dar un toque de color a una mesa dulce o puestos en unas bolsitas monas, como detallitos para regalar en un bautizo. Me rechiflan hasta tal punto que los he convertido en los protas de la receta de hoy: Una Drip Cake de chocolate con leche que gustará mucho a los peques, tanto por su suave sabor a chocolate como por la vistosa decoración lacasitera, así que espero os animéis a prepararla en casa para el próximo cumplepeque.
pastel-de-chocolate-con-leche-y-lacasitos

Molde utilizado: Desmontable de 20 x 8 cms.
molde-para-bizcocho-de-20-cms
INGREDIENTES:

Para el bizcocho:
150 g de harina bizcochona (con levadura incorporada)
200 g de azúcar
50 g de almendra molida
6 huevos "L"
150 g de mantequilla
150 g de chocolate negro de cobertura, mínimo 52% de cacao

Para el relleno de ganache de chocolate con leche 
(Preparar el día anterior)
600 g de nata líquida para montar, 35,1% m.g.
510 g de chocolate con leche de cobertura (para fundir)
1 Cda. de queso crema (Añadir cuando vayamos a montar la ganache)

Para la cobertura de choco:
150 g de chocolate negro de cobertura, mínimo 52% cacao
150 g de nata líquida para montar, 35,1% m.g.
1 Cda. de mantequilla

Para la decoración:
Mini Lacasitos rosa y azul
Huevos Pecosos de lacasitos
Azucarillos varios (perlas, nonpareils, anisitos...)

chocolate-drip-cake

tarta-de-cumpleaños-para-niños-con-lacasitos
ELABORACION:

Del bizcocho:
  • Precalentar el horno a 180º
  • Engrasar el molde con mantequilla y espolvorear con harina o bien pulverizar con spray antiadherente.
  • Fundir el chocolate troceado junto con la mantequilla en el microondas a intervalos cortos de tiempo. Dejar que pierda temperatura mientras continuamos con la preparación.  
  • En el bol de la batidora introducimos los huevos y el azúcar y batimos con el accesorio de varillas hasta que la mezcla triplique su volumen y adquiera una aspecto cremoso/esponjoso.  
  • Añadir la mezcla de choco/mantequilla y mezclar a mano con una espátula hasta integrar.
  • Incorporar a la mezcla anterior la almendra molida y la harina previamente tamizada y mezclar de nuevo mediante movimientos envolventes hasta integrar.
  • Verter en el molde y hornear a 180º, horno arriba y abajo, durante 45/50 minutos o hasta que al introducir un palito, éste salga limpio.
  • Retirar del horno y dejar enfriar en el molde unos minutos antes de desmoldar.
  • Desmoldar, colocar sobre una rejilla y dejar enfriar del todo.

De la ganache de chocolate con leche:
Preparar el día anterior
  • Calentar la nata líquida hasta alcanzar el punto de ebullición.
  • Retirar del fuego e incorporar el chocolate troceado, esperar unos instantes y mezclar enérgicamente hasta que se haya fundido del todo y resulte una mezcla homogénea.  Reservar en el frigo hasta el día siguiente.

    De la cobertura de choco:
    Preparar una vez la tarta haya reposado al menos un par de horas en el frigo.
    • Calentar la nata líquida hasta alcanzar el punto de ebullición.
    • Retirar del fuego e incorporar el chocolate troceado junto con la mantequilla, esperar unos instantes y mezclar enérgicamente hasta que se haya fundido del todo y resulte una mezcla homogénea.  Dejar enfriar a temperatura ambiente.


    Montaje y decoración:
    • Cortar el bizcocho con la lira de manera que obtengamos tres discos iguales y desechar la capa superior. 
    • Retirar del frigo la ganache de chocolate con leche, introducirla en el bol de la batidora junto con el queso crema y batir con el accesorio de varillas a velocidad alta hasta que haya montado y este bien firme.  Ojo con pasarnos! Se cortaría adquiriendo un aspecto grumoso.
    • Extender una buena cantidad de la ganache sobre el primer disco de bizcocho y alisar.
    • Colocar el segundo disco y repetir la operación anterior
    • Colocar el tercer y último disco y repetir la operación anterior.
    • Seguidamente, cubrir los laterales de la tarta con la ganache restante, reservando un poquito para la decoración final.
    • Introducir en el frigo al menos un par de horas antes de proceder a bañarla con la cobertura de chocolate.
    • Cuando la tarta se haya asentado y esté suficientemente fría, preparar la cobertura de chocolate según las indicaciones.
    • Retirar la tarta del frigo y colocar en la superficie, de manera centrada, una circunferencia de 18 cms. de diámetro (2 cms. menos que el molde utilizado para hornear) que bien puede ser la base de un molde desmontable o un cake drum (plato para tartas), pero atención! No serviría una hoja de papel,  tiene que ser algo lo suficientemente grueso como para que haga de barrera y no permita que la cobertura traspase por debajo. 
    • Colocar la tarta sobre un plato giratorio, disponer la cobertura de choco en una jarrita o cualquier utensilio de cocina que podáis utilizar a modo de jarra y dejar caer progresivamente por todo el diámetro de la tarta y ligeramente por los laterales, a la vez que vamos girando el plato. 
    • Llevar de nuevo la tarta al frigo y dejar que la cobertura solidifique levemente. Cuando esto haya sucedido, la sacamos de nuevo y con la punta de un cuchillo, retiramos con sumo cuidado la base/plato que habíamos depositado en la superficie.
    • Volvemos a introducir la tarta en el frigo, ahora si,  hasta que la cobertura haya solidificado del todo, momento en el cual procederemos con la decoración final de la tarta.
    • Cuando esto haya sucedido, poner la ganache de chocolate con leche que habíamos reservado para la deco en una manga pastelera con boquilla rizada y repartir algunos rosetones por la superficie de la tarta. 
    • Repartir sobre la cobertura de choco los lacasitos rosas y azules, huevos pecosos y azucarillos varios en colores. 
    drip-cake-de-chocolate-receta

    pastel-de-chocolate

    Mis Apuntes:
    Cuando montéis la ganache de chocolate con leche, ojo!! No la perdáis de vista! Monta mucho más rápido que la nata, así que en nada la tendréis montada. Si en algún momento interrumpís el ensamblaje de la tarta, tener la precaución de guardar la ganache montada en el frigo para que se mantenga estable, pensar que es como la nata, si la dejamos fuera del frigo termina por perder consistencia.  
    La cobertura de choco tiene que estar fría, pero no de nevera.  Hay que dejarla enfriar un ratito, el tiempo dependerá de la temperatura ambiente y de la época del año en la que la preparemos.  
    Son varios los métodos que podéis utilizar para aplicar la cobertura con chorretones de esta tarta, en la que solo cubrimos parcialmente la superficie de la misma.  Desde el método utilizado por mi en esta receta (la jarrita), a un biberón de cocina con boquilla gruesa con el que podréis dirigir con mayor precisión la caída de los chorretones, hasta una cuchara sopera.  
    Si os apetece darle un toque crunchy,  podéis también repartir unos cuantos mini lacasitos entre capa y capa de relleno,  si os fijáis en el corte de la tarta, veréis como asoman algunos.
    decorar-tarta-de-cumple

    decorar-tarta-con-lacasitos

    bizcocho-de-chocolate

    receta-pastel-de-chocolate-con-leche

    TARTA DE NATA Y FRESAS CON COBERTURA DE CHOCOLATE

    TARTA-DE-FRESAS-CON-NATA-Y-CHOCOLATE
    Desde que publicará mi primera tarta de nata y fresas, allá por marzo de 2013, no he parado de hacerla una y otra vez y es que se ha convertido en una de las tartas que mayor éxito cosecha entre todo aquel que la prueba. 
    Ha llovido mucho desde entonces, eran los inicios del blog y me limitaba a reproducir las recetas tal cual las leía, sin aportar mi toque personal y con una presentación... peeerooo y quién ha nacido enseñado? El caso es que gracias al blog he aprendido muchísimo y a fecha de hoy, continúo haciéndolo.  Por ello he querido publicar de nuevo la receta de esta tarta de nata y fresas, con una estética más actual y una presentación algo más digna. 
    Si alguna de vosotras os iniciáis ahora en el mundo de la repostería y en alguna que otra ocasión sufrís un desengaño reposteríl o no estáis del todo satisfechas con el resultado de vuestra obra, no os desaniméis, os lo digo con conocimiento de causa, no os podéis ni imaginar como fueron mis comienzos... Y si no me creéis, pinchar  aquí y podréis ver algunos de mis primeros trabajos.  Pero lo dicho compis, no os rindáis, si sois perseverantes, constantes y sentís pasión por lo que hacéis, terminaréis por lograr todo aquello que os propongáis reposterilmente hablando.  
    Disculpar que no os muestre el corte, pero la hice para el cumple de mi cuñada y no pude conseguir una foto del mismo, una lástima, por que el corte es espectacular!
    PASTEL-DE-NATA-Y-FRESAS-CON-COBERTURA-DE-CHOCOLATE
    Molde utilizado: Desmontable de 15 x 6 cms.
    MOLDE-PARA-BIZCOCHO-ALTO

    INGREDIENTES:

    Para el bizcocho:
    100 g de harina de repostería
    100 g de azúcar
    3 huevos "L"
    1/2 Cdta. de extracto de vainilla (ó 1 Cdta. de aroma)
    1 pizca de sal

    Para el almíbar:
    100 g de azúcar
    100 g de agua
    1 Cdta. de aroma de vainilla

    Para el relleno:
    600 g de nata líquida para montar, 35,1% de m.g.
    60 g de queso crema (Mascarpone o Philadelphia)
    90 g de azúcar glas
    1/2 Kilo de fresas naturales

    Para la cobertura de chocolate:
    100 g de chocolate negro de cobertura, mínimo 52% de cacao
    100 g de nata líquida para montar, 35,1% m.g.

    Para la decoración:
    Nonpareils rojos (Bolitas de azúcar)
    1 fresa


    ELABORACION:

    Del almíbar:
    El almíbar podéis prepararlo con antelación y conservarlo en la nevera en botes de cristal cerrados herméticamente.
    • Poner el agua y el azúcar en un cazo y calentar hasta que hierva.  Dejar hervir un par o tres de minutos, añadir el aroma de vainilla y retirar del fuego.  Dejar enfriar.
    Del bizcocho:
    • Precalentar el horno a 180º
    • Engrasar un molde con mantequilla y espolvorear con harina, o bien pulverizar con spray antiadherente.
    • Poner el accesorio de varillas en la batidora y batir los huevos con la vainilla a velocidad media/alta hasta que tripliquen su volumen y resulte una mezcla de aspecto cremoso.
    • Añadir el azúcar y continuar batiendo algunos minutos más hasta que esté disuelto. Si tenéis dudas, tomar una pequeña cantidad entre las yemas de los dedos y frotarlas entre sí, si notáis todavía el granillo del azúcar, es por que aún no está del todo disuelto, de ser así, continuar batiendo hasta su completa disolución. 
    • Incorporar la harina pasándola por el tamiz a modo de lluvia y la sal y mezclar a mano con una espátula, realizando movimientos envolventes en dirección de abajo a arriba hasta integrar en su totalidad. No deben quedar grumos.
    • Verter en el molde y hornear a 180º, durante 25/28 minutos, horno arriba y abajo o hasta que al introducir un palito éste salga limpio.
    • Retirar del horno, desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.


    Del relleno:
    • Lavar y secar las fresas, quitarles el rabito y cortarlas en trozos bien pequeños. Reservar en el frigo.
    • Poner en el bol de la batidora la nata y el queso crema y batir con las varillas a velocidad alta. Cuando la nata comience a montar y sin dejar de batir, añadir el azúcar glas a cucharadas. Terminar de montar la nata hasta que esté bien firme. Reservar en el frigo.


    De la cobertura:
    Este paso debemos hacerlo con la tarta bien fría, una vez haya reposado al menos durante un par de horas en la nevera. 
    • Poner la nata en un cazo y calentar hasta que alcance el punto de ebullición. Retirar del fuego e incorporar el chocolate troceado, esperar unos instantes y mezclar enérgicamente hasta que el chocolate se haya fundido e integrado del todo. 


    Montaje y decoración:
    • Cortar el bizcocho con la lira de manera que obtengamos tres discos iguales y desechar la capa superior.  
    • Pincelar el primer disco con almíbar, extender una buena cantidad de nata sobre éste y repartir por encima la mitad de las fresas sin que éstas lleguen a tocar los extremos de la tarta, es decir, dejando libre aprox.1 cm hasta el borde. Esto es para evitar que una vez cubierta toda la tarta asomen trocitos de fresas por los laterales, creerme, esto sucede.  
    • Colocar el segundo disco, poner sobre éste un papel de cocina y con las manos presionar suavemente hacia abajo hasta que veáis que quede más o menos plano/nivelado.  Esto lo hacemos, además de para que la tarta quede bien nivelada, para integrar la nata con las fresas y evitar así que se produzcan huecos/vacíos en los cortes de la tarta.  
    • Colocar el tercer y último disco, nivelar apretando de nuevo el bizcocho, pincelar con el almíbar y extender una buena cantidad de nata.  Esta última capa va sin fresas.
    • Seguidamente, cubrir los laterales de la tarta con la nata restante.
    • Introducir en el frigo al menos un par de horas antes de proceder a bañarla con el chocolate.
    • Cuando la tarta se haya asentado y esté suficientemente fría, preparar la cobertura de chocolate según las indicaciones  y dejar enfriar.
    • Retirar la tarta del frigo y verter por encima el chocolate dejándolo caer desde el centro, abriendo el círculo a medida que la tarta se va cubriendo mediante movimientos giratorios que efectuaremos con la mano, para que la cobertura se distribuya de manera uniforme por toda la superficie.
    Si disponéis de un plato giratorio, os resultará más fácil realizar este proceso, dado que mientras dejamos caer el chocolate sobre la tarta, hacemos girar el plato dirigiendo de este modo la caída del choco y en consecuencia la distribución de los chorretones.
    • Introducir de nuevo la tarta en el frigo y cuando la cobertura se haya solidificado, decorar con los nonpareils y la fresa.
    COMO-CUBRIR-UNA-TARTA-CON-CHOCOLATE



    Mis Apuntes:
    Por experiencia os digo que con el transcurso de las horas esta tarta tiende a bajarse causando un efecto tipo "barril", es decir, abombándose.  Para evitar que esto os suceda tenéis dos opciones, o no ser tan "generos@s" con el relleno (nata/fresas) y utilizar cantidades inferiores a las que os he indicado en la receta y de este modo aligerar el peso entre capa y capa, o bien tener mi santa paciencia y cada vez que rellenéis un disco lo introduzcáis en el frigo durante 15/20 minutos para que la nata coja algo más de consistencia y soporte mejor el peso de la siguiente capa. 
    Las manchas que se observan en la cobertura, se produjeron al intentar realizar más chorretones en lugares donde el chocolate no había goteado lo suficiente, EEERRROR!!  Por eso es crucial repartir de manera correcta y rápida la cobertura, puesto que luego no permite correcciones.  Ahora ya sabemos que no debemos hacer, la cobertura debemos echarla de una sola vez. 
    Esta tarta está mucho más rica de un día para otro, los bizcochos se empapan del juguito que desprenden las fresas, las fresas se maceran con el almíbar y todos los jugos acaba calando en el bizcocho, todo un espectáculo de sabores, os lo garantizo. 
    PASTEL-DE-NATA-Y-FRESAS-CON-CHOCOLATE