BIZCOCHO DE MANGO

bizcocho-con-fruta-fresca
Hola Sweets! que tal andáis? Todavía de vacas? O habéis regresado ya a la rutina diaria?  Yo continúo a medio gas por circunstancias personales y por cuestiones logísticas, así que este verano me está resultando un pelín más complicado publicar con la misma asiduidad, pero espero poder normalizar mi situación en breve y de esta manera bombardearos con mis dulces publicaciones ;)
Hoy os traigo una receta sencilla, la de este bizcocho de mango que ha formado parte de algunos de mis desayunos estivales y que en casa lo hemos disfrutado acompañándolo de una mermelada de albaricoque. 


Molde Utilizado: Redondo desmontable de 20 x 8 cms.
molde-alto-para-bizcocho


INGREDIENTES:
330 g de harina de repostería
250 g de azúcar
3 huevos L
75 g de mantequilla a temperatura ambiente
1 Cdta. de bicarbonato
1 Cdta. de levadura en polvo
1 Cdta. de extracto de vainilla
170 g (peso neto) de mango fresco maduro (algo menos de 1 mango)
Azúcar glas 





ELABORACION:

  • Precalentar el horno a 170º.
  • Engrasar un molde para horno con mantequilla y espolvorear con harina o bien pulverizar con spray antiadherente.
  • Pelar el mango y triturar la pulpa hasta convertirla en puré.  Reservar.
  • Tamizar la harina, la levadura y el bicarbonato. Reservar.
  • Batir la mantequilla con el azúcar hasta.
  • Añadir el extracto de vainilla e incorporar los huevos uno a uno hasta conseguir una crema esponjosa.
  • Incorporar a la mezcla anterior la harina, el bicarbonato y la levadura tamizadas. 
  • Añadir ahora el puré de mango y mezclar de nuevo hasta integrar.
  • Hornear a 170º, durante 50-55 minutos, horno arriba y abajo o hasta que al introducir un palito, éste salga limpio.
  • Sacar del horno y no desmoldar hasta pasados unos minutos.  Dejar enfriar sobre una rejilla.
bizcocho-con-fruta-natural
Mis Apuntes:
Procurar que el mango esté maduro para que aporte el dulzor necesario a nuestro bizcocho.
Al tratarse de un bizcocho de miga densa, pasa mejor si lo acompañamos con una mermelada de melocotón o albaricoque, o bien con unos trocitos de mango fresco.
El mango aporta dulzor y textura a este bizcocho, pero no ese sabor característico del mango que tanto me hubiera gustado encontrar. 
Se conserva bien hasta tres días envuelto en film transparente.